Criando a un Camaleón llamada Dalí

Te compartiré mi experiencia con Dalí desde el mes de nacido hasta hoy.

Anuncios

 

Llegando a casa

Dalí es un camaleón pantera que llego al mes de nacido, siempre quise uno y llegó como regalo. Sexado supuestamente como macho, por lo que esperaba colores increíbles al ser NOSE BY (tonalidades azules, naranjas y amarillas me esperaban).

A pesar de haber leído sobre ellos y las condiciones para tenerlo adecuadamente, me aterró tener en mis manos un pequeño camaleón de alrededor de 2 cm.

El camaleón estaba en un tupper rectangular con una pequeña malla en la tapa y una ramita. Por tanto era necesario adquirir todo su equipo en ese momento.

Salí corriendo a comprar lo necesario, encontré un terrario de  35 cm de largo x 50 cm de alto y  22 cm de ancho; todo de vidrio, tenia sustrato de peat moss, una planta artificial, una roca; compré un foco de UVA y uno de noche (luz negra) según recomendación del vendedor, un pequeño tronco y los grillos más pequeños que encontré, grillos cabeza de alfiler  de aprox. 3 mm.

Regrese a armar todo, con los nervios que dan que un pequeño ser tan maravilloso dependa de ti. Para las mediciones de ambiente compre un termómetro con hidrómetro digital  totalmente útil y exageradamente preciso, de menor costo y larga duración, en 3 años no le he cambiado la pila y soporta perfectamente la humedad y el agua.

Estaban tan pequeño que se perdía entre la poca vegetación artificial, obviamente no podía darle de comer ahí, por lo que volvió al tupper inicial.

544764_579585728726690_334575209_n

 

Los grillos era  diminutos y ella trepada en la ramita, observaba todo a su alrededor por lo que no ponía atención al alimento, más bien al gigante que la observaba asombrada. Tuve que tapar el tupper y alejarme un poco para que pudiera concentrarse en comer.

La primera vez tardo 30 minutos en comer 4 grillos. ¿Cómo saber si era suficiente? Coloque dos mas  y ya no les hizo caso, así que la retire y coloque en el terrario.

La temperatura en el terrario era de 28 grados con una humedad de 10% por lo que aspercé el terrario para que esta aumentara y llego a 26%. Esa noche se dejo solamente prendido el foco de noche, como se había recomendado.

Al día siguiente lo primero que hice fue correr a verlo. Todo bien, buena temperatura y humedad.

Comencé a leer mas, buscado en internet  hay mucha información, alguna errónea, en ingles, de España, de muchos lugares del mundo, pero hay que leerla con calma para poder tener una idea generalizada.

Bueno, dentro de las primeras cosas fue que el foco de noche no es necesario para los camaleones ya que no tienen hábitos nocturnos.  Pero noté que necesitaba un foco mas, uno que emitiera rayos UVA. Y un foco de cerámica para mantener el calor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s