Hibernación en tortugas terrestres

¿Has oído sobre la hibernación? Conoce si tu tortuga lo necesita.

Anuncios

¿Qué es la hibernación?

La hibernación es un proceso por el cual ciertos animales se adaptan a las bajas temperaturas ambientales y se caracteriza por que los animales “guardan” energía para soportar esas temperaturas, se vuelven lentos y dejan de comer.

Recordemos que las tortugas dependen del calor del sol para mantener su temperatura corporal normal y realizar todas sus funciones vitales. En los lugares de clima templado, durante la estación invernal el sol no es capaz de proporcionarles el calor suficiente para desarrollar las actividades y  éstos inician el letargo o hibernación. Durante el letargo su temperatura corporal desciende notablemente y se alteran todos los procesos fisiológicos, el ritmo cardiaco y el respiratorio se reducen enormemente, el sistema digestivo no está capacitado para funcionar y el sistema inmunitario es mucho menos eficaz.

Normalmente esto lo podemos hacer con tortugas que ya han alcanzado más de  30 cm de diámetro, ya que éstas normalmente ya no caben en una pecera y deambulan por la casa o el jardín, las tortugas más pequeñas pueden quedarse sin problema con el clima controlado en su terrario. En México puede ser posible en estados donde las temperaturas lleguen a 10°C aprox.155024495_203a230b7c_z

¿Cómo la preparo?

  • CONDICIONES ÓPTIMAS.- Se recomienda hibernar sólo a los animales bien alimentadas. Si no estás seguro de que tu tortuga esté en las mejores condiciones, mantenla con temperatura óptima en su terrario.
  • EXÁMENES.- Un par de meses antes es aconsejable llevar a cabo un examen de las heces y si es necesario someter a la tortuga a un tratamiento antiparasitario.
  • ALIMENTO.- No debe dejarse hibernar a una tortuga que haya comido, debido a que la digestión es lenta y al entrar en letargo puede detenerse y causar que se liberen toxinas y causar enfermedades graves. Por cada mes de hibernación una tortuga pierde generalmente el 1% de su propio peso corporal.
  • TEMPERATURA.- Un grave error es dejarlas hibernar a una temperatura intermedia de (18-25º) y la de letargo(5º) en estas condiciones el metabolismo continua, y a una que a un ritmo más lento y puesto que el animal no se alimenta las reservas energéticas se consumen a un ritmo demasiado rápido. Para controlar la temperatura se utilizara un termómetro.

Hibernación casera

Lo más común es que la tortuga pase su hibernación dentro de casa, ya que podemos tener controladas las constantes y verificar fácilmente el estado de la mascota.

Puedes utilizar dos contenedores, uno dentro del otro (el contenedor interno debe de ser de dimensiones poco superiores a las de la tortuga). El contenedor más pequeño puede ser una caja de cartón o de poliestireno, con pequeñas aberturas para permitir el paso del aire, y deberá rellenarse con material aislante (paja, hojas secas o papel periódico), este contenedor se coloca dentro de uno mayor y en el espacio entre ambos se rellena con otro material aislante.

La estancia en la que se pondrán ambos contenedores (una bodega o un garaje) deberá mantener una temperatura constante durante todo el periodo invernal: no superior a 10ºC ni inferior a 0ºC.

El despertar de las tortugas

Cuando la temperatura ambiental comienza a subir, (por encima de 10ºC) su metabolismo empezara a reactivarse y la tortuga comenzará a tener actividad.

La primera necesidad que tiene la tortuga cuando despierta es aumentar su temperatura corporal y tomar agua. El mejor método para inducirlas a beber es ponerles un contenedor de agua tibia vigilando que el agua apenas supere el caparazón o plastrón, para evitar el riesgo de ahogo. En un par de horas la tortuga debería beber y orinar tras lo cual se la puede sacar del agua.

Comenzará a comer una semana después del despertar; al principio parecen preferir alimentos suculentos, como fruta y tomates, pero al cabo de pocos días hay que proporcionarles una dieta más equilibrada.

Recuerda que si no cuentas con las condiciones adecuadas no las forces a hibernar, mantenlas con su temperatura normal.

jjjj

 

Fuente:
EL GRAN LIBRO DE LAS TORTUGAS
Marta Avanzi/Massimo Millefanti

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s