Depresión canina

¿Sabes si tu perro la sufre?

Anuncios

Hay perros que sufren ansiedad por separación, que se acaba cuando llegas a casa y te vuelve a ver después de 1000 años (según tu mascota) aunque solo hayas ido por el correo. Pero al igual que con los humanos, la depresión es grave y peligrosa para tu mascota.dogs-958216_960_720.jpg

Debemos distinguir dos tipos de depresiones:

  • La primera se caracteriza por la ausencia aparente de motivaciones externas, es decir, no le interesan los juguetes, comida, afecto, etc.
  • La segunda y quizás la más importante; es consecuencia directa del entorno y puede estar motivada por múltiples causas.

¿Qué lo provoca?

  • Situaciones de aburrimiento.-  la inactividad mental puede desencadenar un estado de apatía. Es común en cachorros  a los que se les presta poca atención y cuentan con un solo juguete o ninguno, no pasean y están solamente dentro de casa. Al igual que los niños, los perros se aburren y buscan como explorar cosas distintas, muchas veces esto desencadenará en travesuras no muy deseables hasta que dejarán de hacerlas, pero el perro dejará de interesarse por su entorno.
  • Reclusiones solitarias.- El típico cachorro de azotea, que por travieso o  agresivo no sale de ahí. Sólo le dan de comer y si bien le va, limpian su espacio; estos cachorros comienzan con frustraciones de poder oler todo lo que sucede a su alrededor pero no poder acercase. Se vuelven huraños  con las personas y hasta un poco agresivos, tienden a ser perros que ladran mucho y su ladrido, si es especialmente rítmico, es una de las manifestaciones más comunes de la frustración.
  • Familias desorganizadas.- Parece mentira, pero los perros necesitan orden en su vida también, una familia disfuncional, sin horarios ni reglas, afectará también al perro. Los perros se acostumbran a una hora de comer, de dormir, de jugar, etc. y si no lo tienen a veces no “comprenden” la mecánica ni lo que deseas de ellos. Esto les crea ansiedad y obviamente depresión ya que no obtendrá cariño de sus dueños, porque casi nunca hará lo que le piden.
  • Ansias de compañía.- Si tu cachorro se desespera porque entras al baño y no tiene contacto visual contigo, imagina su ansiedad cuando te vas a trabajar y no digamos cuando sales de vacaciones. Este tipo de perros dependientes totalmente del humano llegan a presentar trastornos neuróticos y obviamente a la ausencia del dueño por mucho tiempo caen en depresión.
  • Falta de afecto.- Esto es común a la llegada de un bebé a la casa,  regularmente el cachorro atrae toda nuestra atención por su ternura y curiosidades, pero al momento de la llegada de un bebé o un cambio de rutina fuerte en la casa, la atención que se le daba al perro cambia o disminuye considerablemente. El perro no entiende porque de un día  a otro, dejo de ser el centro de atención y eso lo alterará.
    longhaired_dachshund_portrait

¿Cómo identificarlo?

Tiene  signos claros, siempre y cuando conozcas a tu mascota:  apatía general, falta de respuesta ante estímulos gratificantes, somnolencia, inapetencia, sed excesiva, etc.

No  hay una fórmula mágica para terminar con la depresión ya que hay que las causas son diversas, pero si lo hemos detectado debemos trabajarlo. Podemos comenzar por descubrir la razón de este conflicto y volver a tomarle atención, siempre podrás acudir a un etólogo para que te ayude.

Recuerda que los perros son animales que interactúan mucho con sus dueños y al darte la oportunidad de tener a un cachorro en tu vida es para cuidarlo y darle la atención adecuada toda su vida.

animal-dog-pet-sad.jpg

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s