Trastornos ligados a la ansiedad

Evita que muerda todas tus cosas, puede ser sólo problema de ansiedad

Aullar o ladrar de forma constante, morder cosas sin control, destrozar cosas cuando no estas, esconderse y no desear salir, etc. etc. son signos que normalmente están ligados con la ansiedad en nuestros cachorros, muchas veces causados por nosotros mismos o por no saber abordar las situaciones en tiempo y forma. Recordemos que para tener un perro feliz también debe tener equilibrio mental y físico.

Identifícalos

Estos son algunos trastornos, descubre si tu cachorro tiene alguno:

  • Un trastorno  muy común en perros es el que se presenta en  perros que acaban de integrarse a una nueva familia. La llegada de un perro a una nueva casa es un shock considerable para el cachorro ya que todo es desconocido y  por lo tanto motivo de ansiedad. Puede presentarse en perros de cualquier edad, un ejemplo seria   la negación a querer salir con los dueños de la casa.

Dentro de los síntomas que puede tener este tipo de cachorro serian:

Destrucción: el perro muerde todo cuando se encuentra solo. Esto se debe a que no lo han acostumbrado a pasar ratos solo aun cuando haya gente en la casa y tiene un apego a la gente.

Autodestrucción: el perro puede llegar a causarse daño. Esto normalmente ocurre de igual manera cuando el perro es demasiado apegado a las personas y no sabe estar solo o cuando esta aburrido y no tiene variedad en sus juguetes.

Depresión: el cachorro es indiferente a todo a su alrededor y repite conductas (camina en círculos o junto a una ventana).
4033141454_30f7d237c1_b

  • El síndrome de  separación  se produce también por no otorgarle un espacio propio al cachorro, el debe tener  un lugar donde este solo y no sea molestado, tiempo  para explorar la casa sin compañía y tiempo sin compañía humana.

Sus síntomas pueden ser:

Aullar y rascar: hay que tener cuidado porque cuando se encierra a un cachorro con ansiedad por separación en una habitación, puede lastimarse porque buscara a toda costa salir y morderá y arañara la puerta. Y este podrá llorar toda la noche sin parar.

Híper dependencia: cuando el cachorro no sale o juega si el dueño no está presente, si el dueño cambia de habitación, el perro lo seguida a donde sea.

Micción continua: este problema se puede dar por una mala educación desde el primer día en casa y es un problema de baja autoestima. Su nerviosismo es tanto cuando ve a su dueño, cuando juega o cuando se va. Puede haberse originado porque orino donde no debía y se le golpeo creando en su cabeza que era algo imperdonable pero que no podía controlar.

Depresiones: es poco común encontrarla porque es el grado más alto de la ansiedad pero cuando se presenta en un cachorro este se muestra muy calmado, no juega y se niega a salir, en adultos se demuestra con la falta de apetito o gemidos constantes.dog-1935668_960_720

 ¿Cómo remediarlo?

Todo es cuestión de tomar buenas decisiones y ponerle la atención necesaria a tu cachorro, ojo, no TODA tu atención, si no la necesaria para mantener un pero equilibrado.

  • Antes de adquirir un cachorro lee sobre la raza y sus necesidades. si es un perrito de raza única, pregunta las actitudes o las cruzas a las que probablemente pertenezca.
  • Es importante que antes de que llegue un cachorro a casa se piense donde será su lugar para hacer sus necesidades y no debe ser cambiante (ejemplo: si le vas a designar el baño, siempre deja la puerta abierta, si es en un área de la casa, deja su pañal sanitario siempre en ese lugar.) recompénsalo cuando haga o se acerque al lugar designado, apláudele, dale cariño o un premio comestible, eso fomentara su autoestima.
  • Desde el día que llega hay que tener ya acondicionado un lugar especifico para que duerma y “presentárselo” que lo huela y deje su olor en la cama, es recomendable colocar una frazada gruesa o un peluche simulado  otro cuerpo para que duerma mas tranquilo.
  • Al restablecerle la hora de dormir es importante apagar la luz y no hacer caso si es que comienza a llorar, podrás vigilarlo pero sin establecer contacto ni hablar con él.
  • Dale horarios, de comida, de juego, de paseo, los perros aman “saber” que pasará en cierto momento, les ayudará a tener una rutina estable.
  • Cuando llegues a casa,  déjalo  explorar el jardín y vigilarlo desde una ventana, para que el sepa que estas presente pero no en la misma habitación, esto generara que pueda explorar sin temor a que desaparezcas.
  • Por más que mueras de amor, debes enseñarle las cosas que no desees que haga, si no quieres que muerda tus zapatos, desde la primera vez que lo haga, alza un poco la voz para que sepa que es algo que desapruebas; no por ser un cachorro tierno permitas que lo haga, el problema será que cuando crezca y en verdad pueda destrozarlo ya no te gustará y él no entenderá porque lo regañas.puppy-753587_960_720

Depresión canina

¿Sabes si tu perro la sufre?

Hay perros que sufren ansiedad por separación, que se acaba cuando llegas a casa y te vuelve a ver después de 1000 años (según tu mascota) aunque solo hayas ido por el correo. Pero al igual que con los humanos, la depresión es grave y peligrosa para tu mascota.dogs-958216_960_720.jpg

Debemos distinguir dos tipos de depresiones:

  • La primera se caracteriza por la ausencia aparente de motivaciones externas, es decir, no le interesan los juguetes, comida, afecto, etc.
  • La segunda y quizás la más importante; es consecuencia directa del entorno y puede estar motivada por múltiples causas.

¿Qué lo provoca?

  • Situaciones de aburrimiento.-  la inactividad mental puede desencadenar un estado de apatía. Es común en cachorros  a los que se les presta poca atención y cuentan con un solo juguete o ninguno, no pasean y están solamente dentro de casa. Al igual que los niños, los perros se aburren y buscan como explorar cosas distintas, muchas veces esto desencadenará en travesuras no muy deseables hasta que dejarán de hacerlas, pero el perro dejará de interesarse por su entorno.
  • Reclusiones solitarias.- El típico cachorro de azotea, que por travieso o  agresivo no sale de ahí. Sólo le dan de comer y si bien le va, limpian su espacio; estos cachorros comienzan con frustraciones de poder oler todo lo que sucede a su alrededor pero no poder acercase. Se vuelven huraños  con las personas y hasta un poco agresivos, tienden a ser perros que ladran mucho y su ladrido, si es especialmente rítmico, es una de las manifestaciones más comunes de la frustración.
  • Familias desorganizadas.- Parece mentira, pero los perros necesitan orden en su vida también, una familia disfuncional, sin horarios ni reglas, afectará también al perro. Los perros se acostumbran a una hora de comer, de dormir, de jugar, etc. y si no lo tienen a veces no “comprenden” la mecánica ni lo que deseas de ellos. Esto les crea ansiedad y obviamente depresión ya que no obtendrá cariño de sus dueños, porque casi nunca hará lo que le piden.
  • Ansias de compañía.- Si tu cachorro se desespera porque entras al baño y no tiene contacto visual contigo, imagina su ansiedad cuando te vas a trabajar y no digamos cuando sales de vacaciones. Este tipo de perros dependientes totalmente del humano llegan a presentar trastornos neuróticos y obviamente a la ausencia del dueño por mucho tiempo caen en depresión.
  • Falta de afecto.- Esto es común a la llegada de un bebé a la casa,  regularmente el cachorro atrae toda nuestra atención por su ternura y curiosidades, pero al momento de la llegada de un bebé o un cambio de rutina fuerte en la casa, la atención que se le daba al perro cambia o disminuye considerablemente. El perro no entiende porque de un día  a otro, dejo de ser el centro de atención y eso lo alterará.
    longhaired_dachshund_portrait

¿Cómo identificarlo?

Tiene  signos claros, siempre y cuando conozcas a tu mascota:  apatía general, falta de respuesta ante estímulos gratificantes, somnolencia, inapetencia, sed excesiva, etc.

No  hay una fórmula mágica para terminar con la depresión ya que hay que las causas son diversas, pero si lo hemos detectado debemos trabajarlo. Podemos comenzar por descubrir la razón de este conflicto y volver a tomarle atención, siempre podrás acudir a un etólogo para que te ayude.

Recuerda que los perros son animales que interactúan mucho con sus dueños y al darte la oportunidad de tener a un cachorro en tu vida es para cuidarlo y darle la atención adecuada toda su vida.

animal-dog-pet-sad.jpg

 

 

Regalos indeseados en el carro: Vómito

Conoce cómo evitar esa situación desagradable.

 

¿Has intentado viajar con tu perro y tu carro resulta vomitado? Seguramente te ha pasado y aparte de la limpieza del carro, te gustaría salir a pasear con tu perro a viajes largos. Te diré algunas razones que puedes controlar sin dar medicamentos.

dog-425059_960_720.jpg

 ¿Porqué?

¿Te ha pasado? Vas a un fin de semana, subes todo al carro, incluyendo a tu perro en unos metros vomita. Paras el coche, sacas el perro, limpias a tu mascota y el coche, vuelve a meterlo todo dentro del coche. A los pocos kilómetros vuelta a empezar.

El mareo es un problema muy común en los perros que viajan, sobre todo en los más jóvenes.

El vómito suele producirse por varias razones:

  • FÍSICA: el perro vomita por una respuesta física al movimiento (un desacuerdo entre la vista y el oído interno). A los humanos nos pasa lo mismo cuando giramos muy rápido.
  • ANSIEDAD.- puede ser por el viaje en sí, el que lo leven a lugares nuevos o porque casi no sale, un perro que no está acostumbrado a salir a la calle presentará ansiedad muy marcada.
  • EXPERIENCIA.-la falta de experiencia,pocos perros en su primer viaje la pasan bien, todo se mueve, pierden equilibrio y no pueden controlar mucho su cuerpo, así que hay que ser pacientes.
  • COSAS DESAGRADABLES.-  si sólo lo subes al carro para ir al veterinario y no le gusta ir o acaba de pasar por una enfermedad larga relacionará el carro con ir al veterinario.
    2645785843_5c81513537_z.jpg

Cronología de un vómito anunciado

No es que de repente vomite de la nada tu perro, pero puede ser que no hayas interpretado los signos que te demuestra. Puede que presente uno y se calme y luego otro, o todos juntos Los signos que comenzará a presentar tu perro serán:

Babeo excesivo, Jadeo, lamerse los labios, inquietud, lloriqueo, temblor y finalmente vómito.

Éstos pueden variar de perro a perro: algunos perros muestran todos, otros solo unos pocos o solo uno dependiendo del nivel de ansiedad de cada perro y de su forma de manifestar esa ansiedad.

De preferencia no dejes que en los primeros viajes dejes que tu perro viaje solo, debe llevar a una persona atrás con él para tranquilizarlo.

Entrenando para las vacaciones

No te preocupes, en casi todos los casos puedes “enseñar” a tu cachorro que el viaje en carro es bueno, habrá algunas situaciones o cachorros que sí necesiten medicamento pero eso SIEMPRE debe ser recomendado por el Veterinario, recuerda que muchos medicamentos humanos pueden ser dañinos o mortales (no porque tenga el mismo ingrediente quiere decir que la dosis sea la misma).

  • FAMILIARIZAR.- si el cachorro no ha olido el carro, los tapetes y todo el entorno le provocará miedo. Enséñale a subirse al coche, a sentarse en la parte trasera, a llevar su collar de seguridad, etc.
  • CORTO, CORTO, LARGO, LARGO.- así deben comenzar a ser los paseos en carro, desde cachorro, puedes subirlo al carro y meter el carro a tu cochera, ir a la tienda de la cuadra, cosas simples y cercanas, donde tu cachorro se pueda acostumbrar al movimiento del carro, a los olores y a los ruidos. Poco a poco puedes subir el tiempo de los viajes.
  • POSITIVISMO.- no sólo leves a tu perro al veterinario, puede asociarlo con algo malo si es que pasó por una enfermedad fuerte o estuvo sin verte mucho tiempo. Llévalo al parque, por un premio, a visitar a algún amigo con mascota, etc. has que el carro sea un motivo de felicidad.
    5903115141_436d6c72b4.jpg