Trastornos ligados a la ansiedad

Evita que muerda todas tus cosas, puede ser sólo problema de ansiedad

Aullar o ladrar de forma constante, morder cosas sin control, destrozar cosas cuando no estas, esconderse y no desear salir, etc. etc. son signos que normalmente están ligados con la ansiedad en nuestros cachorros, muchas veces causados por nosotros mismos o por no saber abordar las situaciones en tiempo y forma. Recordemos que para tener un perro feliz también debe tener equilibrio mental y físico.

Identifícalos

Estos son algunos trastornos, descubre si tu cachorro tiene alguno:

  • Un trastorno  muy común en perros es el que se presenta en  perros que acaban de integrarse a una nueva familia. La llegada de un perro a una nueva casa es un shock considerable para el cachorro ya que todo es desconocido y  por lo tanto motivo de ansiedad. Puede presentarse en perros de cualquier edad, un ejemplo seria   la negación a querer salir con los dueños de la casa.

Dentro de los síntomas que puede tener este tipo de cachorro serian:

Destrucción: el perro muerde todo cuando se encuentra solo. Esto se debe a que no lo han acostumbrado a pasar ratos solo aun cuando haya gente en la casa y tiene un apego a la gente.

Autodestrucción: el perro puede llegar a causarse daño. Esto normalmente ocurre de igual manera cuando el perro es demasiado apegado a las personas y no sabe estar solo o cuando esta aburrido y no tiene variedad en sus juguetes.

Depresión: el cachorro es indiferente a todo a su alrededor y repite conductas (camina en círculos o junto a una ventana).
4033141454_30f7d237c1_b

  • El síndrome de  separación  se produce también por no otorgarle un espacio propio al cachorro, el debe tener  un lugar donde este solo y no sea molestado, tiempo  para explorar la casa sin compañía y tiempo sin compañía humana.

Sus síntomas pueden ser:

Aullar y rascar: hay que tener cuidado porque cuando se encierra a un cachorro con ansiedad por separación en una habitación, puede lastimarse porque buscara a toda costa salir y morderá y arañara la puerta. Y este podrá llorar toda la noche sin parar.

Híper dependencia: cuando el cachorro no sale o juega si el dueño no está presente, si el dueño cambia de habitación, el perro lo seguida a donde sea.

Micción continua: este problema se puede dar por una mala educación desde el primer día en casa y es un problema de baja autoestima. Su nerviosismo es tanto cuando ve a su dueño, cuando juega o cuando se va. Puede haberse originado porque orino donde no debía y se le golpeo creando en su cabeza que era algo imperdonable pero que no podía controlar.

Depresiones: es poco común encontrarla porque es el grado más alto de la ansiedad pero cuando se presenta en un cachorro este se muestra muy calmado, no juega y se niega a salir, en adultos se demuestra con la falta de apetito o gemidos constantes.dog-1935668_960_720

 ¿Cómo remediarlo?

Todo es cuestión de tomar buenas decisiones y ponerle la atención necesaria a tu cachorro, ojo, no TODA tu atención, si no la necesaria para mantener un pero equilibrado.

  • Antes de adquirir un cachorro lee sobre la raza y sus necesidades. si es un perrito de raza única, pregunta las actitudes o las cruzas a las que probablemente pertenezca.
  • Es importante que antes de que llegue un cachorro a casa se piense donde será su lugar para hacer sus necesidades y no debe ser cambiante (ejemplo: si le vas a designar el baño, siempre deja la puerta abierta, si es en un área de la casa, deja su pañal sanitario siempre en ese lugar.) recompénsalo cuando haga o se acerque al lugar designado, apláudele, dale cariño o un premio comestible, eso fomentara su autoestima.
  • Desde el día que llega hay que tener ya acondicionado un lugar especifico para que duerma y “presentárselo” que lo huela y deje su olor en la cama, es recomendable colocar una frazada gruesa o un peluche simulado  otro cuerpo para que duerma mas tranquilo.
  • Al restablecerle la hora de dormir es importante apagar la luz y no hacer caso si es que comienza a llorar, podrás vigilarlo pero sin establecer contacto ni hablar con él.
  • Dale horarios, de comida, de juego, de paseo, los perros aman “saber” que pasará en cierto momento, les ayudará a tener una rutina estable.
  • Cuando llegues a casa,  déjalo  explorar el jardín y vigilarlo desde una ventana, para que el sepa que estas presente pero no en la misma habitación, esto generara que pueda explorar sin temor a que desaparezcas.
  • Por más que mueras de amor, debes enseñarle las cosas que no desees que haga, si no quieres que muerda tus zapatos, desde la primera vez que lo haga, alza un poco la voz para que sepa que es algo que desapruebas; no por ser un cachorro tierno permitas que lo haga, el problema será que cuando crezca y en verdad pueda destrozarlo ya no te gustará y él no entenderá porque lo regañas.puppy-753587_960_720